La psicología humanista se centra en ayudar a las personas a alcanzar su potencial. Por lo tanto, tiene sentido que el objetivo de la terapia humanista sea ayudar a las personas a ser más conscientes de sí mismas y aceptarse a sí mismas. En contraste con el psicoanálisis, los terapeutas humanistas se enfocan en pensamientos conscientes más que en pensamientos inconscientes. También enfatizan el presente y el futuro del paciente, en lugar de explorar el pasado del paciente.

Algunas de sus ventajas son:

Enfatiza la autonomía y el libre albedrío al elegir el comportamiento. El enfoque apunta a encontrar un enfoque alternativo a la psicología científica (se concentra en las experiencias subjetivas de los individuos y su significado, que no se pueden estudiar en experimentos)

Es el único enfoque en psicología que coloca la experiencia subjetiva y los significados del individuo en el centro.

No es reduccionista: el individuo no se ve como el producto de las neuronas que se activan o los enlaces de estímulo-respuesta.

Es holístico. Los lugares se centran en la totalidad del individuo.

Las psicoterapias humanísticas y existenciales utilizan una amplia gama de enfoques para la conceptualización de casos, objetivos terapéuticos, estrategias de intervención y metodologías de investigación. Si te interesa estudiar esta carrera, llámanos te daremos más informes sobre ella.